¿GENERACIÓN PERDIDA?

¿GENERACIÓN PERDIDA?

Me niego. Me niego a tirar ciertas toallas. Me niego a asumir que estos a los que llamamos “ninis” (ni estudian ni trabajan) se pierdan por el camino. Tengo muy claro que la vida da muchas vueltas y que quienes un día viven en la apatía, el desánimo y en demasiadas ocasiones en el confort en el que tanto el sistema como sobre todo los padres les instalamos, pueden revolverse contra esa situación y activarse.

Parto de que la raíz de ese mal que aqueja a buena parte de nuestros jóvenes está en el seno de la familia. Somos los padres -no todos obviamente- los que situamos a los niños y a los jóvenes en una zona confortable de la existencia. Pero no somos los únicos.

Nuestros gobernantes, desde los nacionales a los locales, pasando por los autonómicos y provinciales -todos- también tiene una gran responsabilidad. Me parece fundamental que nuestros representantes acuerden unos principios mínimos por los que regir la Educación de esta juventud, de esta generación que, en una parte, parece perdida. Urge bajo mi punto de vista, acabar con los bandazos en materia de Educación. Si eso es lo que tantas veces llaman “Pacto de Estado”, pues que se formalice y se cumpla. No podemos permitirnos que cada partido que llega a gobernar cambie ciertas cuestiones en las que debería haber un consenso lo más amplio posible.

¿Y qué decir de los medios de comunicación? Encender la televisión por ejemplo es muchas veces lamentable. Creo que hay demasiada banalización de la vida, de la información, de ciertos valores…

Creo, en definitiva, que hay demasiados “botellódromos” y muy pocas bibliotecas abiertas.

José Manuel Lasanta Besada

Licenciado en Periodismo que se creyó Don Quijote, chocó con los molinos a las primeras de cambio, se levantó, y aquí sigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *